De mí para ti

skvcin_memoriam_by_andrea-melendez

Ella antes le regalaba poemas. Los buscaba, los cazaba, y los escribía luego en una postal hecha a mano, apilando las palabras, con la mejor caligrafía posible, solo para sus ojos. Ella le grabó en su voz, un programa de radio que cualquier editor que se respete hubiera desmembrado sin piedad, a fuerza de corregir tanto amor repetido. Ella, de a poco, guardó como un tesoro canciones que les gustaran a los dos, la banda sonora de sus vidas -Tu reputación, Suavecito-, y se la regaló también, impresa en algún disco que seguro no existe. Ella le regaló el amor despacio, el respirar, los olores del cuerpo, ella le regaló la importancia de regalar, de acordarse. Ella le dio lo que era y lo que no. Le dio cada palabra que escribió en aquellos años. Cada idea, cada buen decir. Ella le regaló sus sueños, su idea del amor eterno, su ideal de vejez, siempre juntos. Pero pasó el tiempo, y las heridas, y los dolores. Ella ahora solo le compra un perfume, un par de medias, un pulover, y se da por vencida.Pero nada importa. Lo ama todavía.

Decir, pensar, hacer

sam_2292En estos días hay evento de jóvenes periodistas en La Habana, un encuentro que a estas alturas tiene como mayor mérito el de repetirnos las verdades, los unos a los otros, o por lo menos todos para quienes quieran escuchar, y de ser un pretexto también para volvernos a ver, para volver a caminar Cuba de punta a cabo, o casi, para no olvidar a los pinareños y a los grandes muchachos de la isla de la juventud.

Yo hubiera querido estar allí. Me tocaba pero no pude. Otra joven de lengua dura fue en mi lugar pero no puede hacer nada con la nostalgia, con las ganas de ver a los amigos, de bailar, de pasar las noches en vela.

Al evento lo busco en la prensa, pero no está, o por lo menos eso que leo no se le parece, aunque me suene el nombre…. No sé por qué razón, pero no hay peores coberturas de prensa que las que nos hacemos a nosotros mismos, a nuestros congresos, a nuestros plenos, a nuestros espacios.

La mayoría de las veces parecemos como una banda de papagayos muy bien arreglados para la ocasión de descubrir el agua fría, como si de pronto se empañara nuestro reflejo: las declaraciones más suaves, más gentiles, más conformistas, salen a la luz así hayan tenido que sacarse con pinza del hervidero.

Advierto: no es la primera vez que me pasa, y hago más. Advierto que lo que hay, lo que siempre habrá cuando se juntan mentes jóvenes, emprendedoras, inteligentes, es siempre mucho más de lo que se ve, de lo que sale en nuestros medios. Es un sinsentido, lo sé, como el cocinero que se queja de su propia comida. Lee el resto de esta entrada

Ni pies secos, ni pies mojados

img_20151204_155036

Pocas cosas ocupan más la atención de los cubanos, desde que la televisión nacional confirmara anoche lo que era solo un soplo entre algunas personas y una bola más de internet.

Ayer, el presidente saliente de la Casa Blanca, Barack Obama, puso fin a la Ley de Pies Secos, pies mojados, que durante décadas convirtió a los cubanos en emigrantes de privilegio en Los Estados Unidos, pero tuvo como lado oscuro ser una política que incentivaba la emigración ilegal y riesgosa hacia el país norteño: una cifra no calculada de personas se quedaron a medio camino, ahogadas en el mar o devoradas por la violencia del trayecto a pie por suramérica.

También se eliminó el programa Parole, que daba entrada a Los Estados Unidos a los profesionales cubanos de la salud que abandonaran sus misiones de trabajo en terceros países.

La política de Pies Secos…, implementada en 1995, implicaba que quienes fueran interceptados en el mar eran devueltos a Cuba, pero quienes lograran tocar suelo americano tendrían entrada franca y varias facilidades para normalizar su estatus de residente en Los Estados Unidos.

En los últimos años, sobre todo desde el reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Los Estados Unidos, el número de emigrantes creció considerablemente y provocó varias crisis en los países de la región, la más sonada de ellas a finales del año 2015, cuando unos 5 mil nacionales se quedaron varados en Costa Rica.

Las razones de esa oleada, parecen dividirse entre la búsqueda de mejores oportunidades económicas y el pensamiento generalizado en la isla de que en algún momento el avance de los procesos de normalización de las relaciones entre los dos países llegaría finalmente a inhabilitar alguna de las políticas y leyes que favorecen la emigración. La idea de muchos cubanos con planes de vivir en Los Estados Unidos, en resumen, era apurarse antes de que cambiaran los vientos, como finalmente ocurrió.

Los más paranoicos, empero, ponían como fecha crítica el 20 de enero. Antes de ayer, la mayoría de quienes tenían una opinión al respecto hubieran jurado que sería el presidente electo Donald Trump quien daría al traste con esas políticas, y no su precesor Barack Obama. Antes de ayer, Obama era la esperanza y Trump el fin de los privilegios, después de ayer simplemente se invirtieron los papeles: si antes lo miraban con desconfianza, hoy muchos compatriotas ponen sus últimas esperanzas en el magnate newyorkino.

En la calle, las emociones son diversas, de acuerdo a las realidades, ideología, intereses y aspiraciones de  cada cual. Así como todo el mundo tiene un pariente en el campo, según una popular canción del maestro Adalberto Álvarez, en la actualidad es rara la familia en la que al menos uno de sus miembros o parientes, no haya emigrado, preferentemente, hacia Los Estados Unidos. Y eso nos condiciona, nos invade.

Para muchos cubanos, sería tapar el sol con un dedo no admitirlo, la decisión de Potus les cierra puertas a sus planes, para otros elimina el incentivo de que sus familiares emprendan un camino riesgoso que, cada vez, cobra sus víctimas…, y unos cuantos la reciben con satisfacción como un paso más hacia la normalización.

Mientras, para Los Estados Unidos significará la posibilidad de controlar la entrada de cubanos a ese país, que en parte gracias a esa política se convirtió en una válvula de escape preferida para prófugos del gobierno cubano, delincuentes…, amparados en los todavía inexistentes acuerdo de extradición entre ambas naciones, al punto de que según el artículo El tratado de extradición Cuba-EEUU de 35.000 ciudadanos cubanos han sido declarados deportables por la comisión de delitos graves en los Estados Unidos.

Lo cierto, es que se trancó del dominó de la emigración para destrancar ese otro superior de la normalización.  De modo que es posible que las ganancias sean, a mediano plazo e incluso para el ciudadano común, más significativas que las pérdidas.

A mí, que no soy de piedra, que vivo en Cuba, que tengo familiares y amigos que emigraron y otros que estaban pensando en hacerlo, me entristece la desesperación conque muchos asumieron el cambio, no porque quieran llegan allá sino porque quieran, con tanta fuerza y lágrimas, irse de aquí, me aterra imaginar a los cubanos cazados tratando de cruzar la frontera, como ocurre hoy con el resto de los latinoamericanos que no pueden acceder a una visa de manera legal, casi lo mismo que me reconforta la tímida esperanza de que sean menos las vidas perdidas en el mar.

Por lo pronto,  solo nos queda esperar, preferiblemente, por algo mejor para todos.

 

 

 

Deseos de año nuevo

761a6-mentir2b252822529
La mayoría de las personas en Año Nuevo me desearon salud, porque siempre es lo más importante y todo lo demás llega en el camino. Una vecina, mucha prosperidad y un viajecito al extranjero. Mi mejor amiga, que todo saliera bien con mi libro a ver si yo dejaba de estresarme tanto. Mi novio, salud, que lo siguiera queriendo como siempre y que dé menos tánganas por lo menos en los próximos 365 días. David me deseó un novio nuevo. Hubo quien fue más específico y puso el deseo en esas cosillas puntuales que siempre se necesitan. A todos les agradecí.

Amilcar fue de los últimos en felicitarme: Feliz 2017!!! Salud, alegrías, trabajo y VOZ, me escribió, así en mayúsculas y yo, periodista que cree casi nada en milagros, sólo por una vez, crucé los dedos.

Murió Fidel

fidel-castro-1

Me dicen que acaba de morir Fidel Castro. Me dicen que las transmisiones de televisión se detuvieron, y nadie se pone de acuerdo si fue antes o después que lo anunciara en su oficina el actual presidente Raúl Castro, su hermano.

Yo no vi nada en esa ocasión. Me despertó el timbre del teléfono, y una pregunta expectante del otro lado. Poco después, el noticiero de la televisión cerró con la imagen del presidente, con el sonido de su voz rota. Con profundo dolor, dice, su cuerpo será cremado, dice, mañana habrá más detalles de los rituales funerarios. Hasta la victoria, siempre, dice.

Se fue Fidel. Millones lo lloran. Cuba hoy anda de luto.

Un día de estos…

hipocresia

No la conozco. Ella, parece, tampoco me conoce. Le pregunto por un asunto formal de la manera informal que soy. Con respeto, pero lo nombro como se habla de la madre, con desenfado, con familiaridad.

Ella replica. Yo me excuso. No me acostumbro al trato de los funcionarios, como tampoco a las absurdas nomenclaturas de sus informes, a decir que hay una cifra de esto o aquello, o que llegó un nivel de algo que se necesita…, pero igual me excuso. Empatía le dicen, tratar con las fuentes le dicen… y sigo preguntando.

Le hablo de opiniones que corren en la calle y me mira con saña. Dice que no ha oído nada y no le replico. Trato de ponerme en sus zapatos, pero sus zapatos no tienen cara de meterse en el fango, no tienen cara de caminar las zonas de afectadas oyendo anécdotas, aclarando dudas, sintiendo.

Son las cuatro de la tarde en un sitio donde recientemente ocurrió una catástrofe y una funcionaria me mira de arriba a abajo, incómoda porque ante la duda, ante las habladurías, ante las campañas hijas de la mala intención o el desconocimiento, yo prefiera preguntar.

Lo noto, pero pregunto, insisto: un periodista es la pregunta que es capaz de hacer, la respuesta que logra.

Me responde. Preciso detalles. Intento una conversacion banal, y es infructuosa. Tengo fama de molesta y no me importa. En esta profesión caer demasiado bien, en serio, que alguien que te da palmaditas en público te estime así mismo en privado, solo es sinónimo de dos cosas, la primera demasiado improbable, la segunda, muy sospechosa.

Así que me resigno a ser mal querida, despreciada. Y pregunto. Insisto. Ella dirá más tarde que sería bueno que alguien me meta en cintura.

Yo, si alguien me preguntara, pediría gente con los zapatos en el piso, preferentemente manchados de polvo, de fango, de camino…, gente que entienda el latir de la calle, gente con más alma y menos poses. Yo los conozco, andan por ahí, así que son posibles.

Quién sabe, va y si un día de estos nos complacen…

 

Onat dispone para territorios afectados #Guantánamo y #Holguín

zapatero

El ministerio de Finanzas y Precios aprobó extender  hasta el 21 de noviembre de 2016 el plazo para que las personas naturales y jurídicas con domicilio fiscal en los municipios de Baracoa, Imías, Maisí, San Antonio del Sur y Yateras de la provincia de Guantánamo,  y en el municipio de Moa de la provincia de Holguín.cumplan sus obligaciones tributarias y otros ingresos al Presupuesto del Estado correspondientes  a los meses de septiembre y octubre pasados.

La decisión, publicada en la Gaceta Oficial de la República del pasado día 12 de octubre, se suma a otras medidas del gobierno cubano para las zonas afectadas por el huracán Matthew, como la rebaja del costo de la telefonía móvil y de los precios de varios productos de la red de comercio interior.

Matthew en una cueva: “Pensé que se iba a caer e íbamos a quedar sepultados”

dsc_0606

Niurka Rodríguez Ortega mira al horizonte, pero no al mar. El mar un poco antes se coló entre las casas y las escuelas,  mojó libretas, lápices, arrasó con paredes, tumbó árboles y terminó de fracturar un espigón que en algún momento sería un puerto, o eso nos dicen los pobladores de Boca de Jauco, la primera circunscripción de Maisí, desde el vial de Cajobabo.

Niurka mira hacia el otro lado, hacia las cuevas, y se pregunta cómo logró llegar hasta allá. Las cuevas, en Maisí, son un refugio habitual, dicen los más viejos, aunque para nosotros suene a cosa de otro mundo o de otra época.

Son muchas y grandes, tanto que desde dos días antes de que Matthew por fin entrara a Cuba por Maisí, sobre las ocho de la noche del martes 4 de octubre, en una se agrupaban hasta  20 personas holgadamente.

En Boca de Jauco, la mayoría de la población se refugió en cuevas: no hay, en todos los alrededores, una construcción lo suficientemente sólida y espaciosa para funcionar como centro de evacuados. En Boca de Jauco solo hay un consultorio médico, una escuela a la que el viento no le perdonó una sola teja, y una bodega.

Así que solo unos pocos no marcharon a las montañas. Una decena de ancianos y personas postradas, un niño…, ocuparon la planta baja del consultorio, las personas  necesitadas de atención médica se trasladaron con anterioridad hacia el Hospital del municipio, en Los Llanos, y si acaso tres familias se resguardaron en las escasísimas casas de mampostería del poblado.

Boca de Jauco está a unos 20 kilómetros de La Máquina, y junto a Los Jagüeyes, Los Gallegos, Playa Blanca y Río Seco, conforman el Consejo Popular Río Seco, donde más de 2 mil 800 personas viven en las montañas, y unas mil 200 en el litoral, donde se preveían las mayores afectaciones y se evacuaron en cuevas más de mil. Lee el resto de esta entrada

Una Decisión justa #Matthew

bandera cubana

A Cuba le pedimos muchas cosas. Se gastan líneas y líneas explicando cuán mal está nuestra economía: en internet, mientras más desesperanzador sea el análisis, más clic se lleva. La economía cubana no existe, me dijo alguien una vez.

Pero a la hora de los mameyes, se publican fotos de un hospital en mal estado, de un bache, de las cosas malas y la gente se pregunta por qué, qué vergüenza se dicen…, como si esa economía en ruinas que tenemos en parte, en buena parte por un bloqueo que todavía no nos deja respirar y casi siempre se olvida del otro lado del charco a la hora de las causas humanitarias, no lo explicara todo, o casi todo.

Ahora la Decisión del gobierno revolucionario anuncia la estrategia con respecto a los territorios afectados por el huracán Matthew, casi todos, o por lo menos los más fuertes, de mi provincia. (Yo vi esos rostros, yo vi esas casas, yo vi el paisaje como arañado por el viento, en mi camisa se secaron lágrimas cuando el testimonio acabó en abrazo, yo lloré con esos que lo perdieron todo, y sé que no sé qué se siente perderlo todo, pero puedo describirlo de primera mano).

El presupuesto asumirá el 50 por ciento de los gastos, se pueden pedir créditos que serán amortizados en tiempos mayores, hoy de cinco años, y con intereses más bajos o nulos, y en los casos de personas más pobres, esos que no tienen con qué pagar, el estado asumirá todos los gastos, a través de un subsidio.

Y es criticada la Decisión. Qué vergüenza, de nuevo. Por qué no lo regalan, como si la deuda pública realmente pudiera aguantar más. A Cuba se le pide lo que nadie en su sano juicio le pediría a otro país con nuestra economía.

Un país con nuestra economía, con nuestros números, no es consecuente con nuestro desarrollo social. Hay qué ver qué hacen los países que comparten nuestro PIB, hay que saber cuál es, hay que entender que Cuba no es Los Estados Unidos, ni Alemania, ni ningún país rico muchas veces a costa del desfalco, muchas veces gracias a la histórica acumulación de vejámenes.

Generalmente no me gustan las comparaciones, para bien o para mal, pero a veces hay que mirar a los lados, a veces hay que comparar, y también a veces hay que tener empatía con un país, ponerse en sus zapatos, en sus arcas, en sus esfuerzos.

Hoy, países con el doble, el triple, muchas veces los recursos financieros, naturales de Cuba…, acogen médicos, profesionales de la educación…, que sus gobiernos no han podido, no han sabido o no han tenido la voluntad política de formar. Si no me creen, busquen las listas…

Yo creo que el gobierno da lo que puede Cuba. En otros momentos, el voluntarismo nos ha llevado por caminos duros. Regalar –que no es regalar, porque todo cuanto el Estado tiene es fruto de un esfuerzo colectivo – sin freno…, si no es realista, si no es posible, puede tener costos que no seremos capaces de pagar a mediano y, creo, corto plazo y eso continuará arruinándonos.

A mí, por lo menos, mi abuela me enseñó que al olmo, no se le puede exigir que para peras.

Reportes desde la última frontera #Maisí #Matthew

dsc_0570

La última frontera, en la carretera hacia Maisí, es Boca de Jauco. Puja primero un árbol tendido generosamente a todo lo ancho del asfalto, que logramos rodear por la arena que el mar dejó en retirada. Luego, el agua sobre el puente, también quebrado por grandes troncos, desafía con furia.

Es grande la devastación, dura la imagen de aquel pueblito de pescadores que tantas veces dejé atrás, de tan apacible, de tan diáfano…, con su escuelita justo después del cartel que anuncia la entrada del municipio, pero es solo el avance.

Vía aérea llegan los primeros equipos reporteriles hasta Los Arados, en el corazón del municipio más al este de Cuba. “Es duro, muy duro. Las casas, desde el aire, parecen espinas de pescado, casi todas sin techo. Y casi no hay verde, solo en el campo de pelota donde aterrizó el helicóptero, el resto es amarillento”, cuenta la periodista Marta Reyes Noa, de la emisora provincial.

Desde Maisí, el periodista Eniel Navarro Leyva cuenta también. Eniel, reportero de Primada Visión, vivió las peores horas en el municipio que recibió primero al ojo de más fuerte en toda la historia del oriente cubano. Ambos narran el desastre, “pero están vivos”, concuerdan luego. Todos vivos.dsc_0504

Casi el 100 por ciento de las cubiertas ligeras destruidas, en casas y entidades del Estado. Las señales de radio y televisión y el servicio eléctrico, afectados. El café en el suelo y las plantaciones del cultivo que más aporta a la economía municipal con daños severos. El Faro Concha en pie.

Los jefes del Consejo de Defensa tienen cara de no dormir por muchos días. En Boca de Jauco, el presidente del Consejo Popular que ahora es el Jefe de la Zona de Defensa, hace su trabajo sin que nadie lo mande. Se garantiza, dice, la alimentación, con los planes dispuestos desde antes.

Y confianza. “Estamos afectados pero nos vamos a recuperar. La zafra (de café) se nos acabó, no tenemos vivienda, no tenemos nada. Pero confiamos en Raúl, confiamos en la Revolución y confiamos en nosotros”, dice una pobladora de Los Arados.

DSC_0577.JPG

Sin ponerse de acuerdo, cada imagen muestra una bandera cubana. La gente se resguarda en ella. La bandera como un escudo o un abrazo, como declaración, como sosiego… Viva Fidel. Viva Raúl. Viva la Revolución, dicen cuando es posible oírlos.

A estas horas, la gente ha dejado de llorar y trabaja. Cuando llegamos por carretera y mientras un helicóptero rompía la última barrera y se posaba sobre el sitio que preocupaba a todos, el Maisí incomunicado desde el propio martes, lo que vimos fue esfuerzo.

Esto es solo el inicio. La recuperación nos depara un millón de historias.

 

DSC_0629.JPGdsc_0692dsc_0554DSC_0560.JPG

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

arnaldobal.wordpress.com/

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros