Felicidades a mí…

39328_1253966767682_452451_n

Ayer cumplí 10 años de graduada y me parece mentira. Recuerdo como si hubiera sido la semana pasada cada susto de la tesis aquella de 600 páginas y una docena de autores mientras el resto del grupo entregaba sus tesinas y descansaba luego de meses dando clases a venezolanos en la Escuela de Trabajadores Sociales.

Recuerdo que mi parte, sobre el telecentro Primada Visión, fue accidentada pero reveladora. En esos días, entre grupos de discusión y entrevistas, conocí la Baracoa más allá de la postal turística que cada día más se empeña en ser.

El día en que me mencionaron entre los que teníamos títulos de oro y casi me da un soponcio. Yo que más de una vez estuve amenazada con no tener derecho a prueba o ir pero en base a tres: algo que, en sí, no ha determinado mucho. Ni en mi título, cuyo sello no pasa de ser una marca de agua que difícilmente sobresale en los cuadros -falta no hace-, ni en mi vida profesional: con tantos fiascos que andan por ahí, a nadie le importa.

Y recuerdo la graduación, por supuesto, en el Teatro Heredia. A Santiago fui sola. Sin mamá, sin tío, sin papá, sin novio. En casa, donde mi abuela convalecía de una operación de la cadera, se aseguraron de que tuviera dinero suficiente para ir y regresar sin contratiempos.

No tuve ropa nueva, ni zapatos nuevos. Los busqué, pero no apareció nada de mi agrado así que  fui con lo de siempre. Sin traumas. Sin perretas. Eran definitivamente otros tiempos.

Mi padrastro de entonces, la noche antes, me había regalado una botella de licor importada que fue lo único medio festivo de ese día y “bajamos” ente una veintena de muchachos desde antes de empezar la ceremonia.

No sé si fue el alcohol, pero lloré. Lloré mientras el resto desandaban como hormigas el teatro acomodando padres y amigos. Lloré porque me sentí sola, aterradoramente sola, y quizás intuyendo que, 10 años después, por lo menos la mitad de mis amigos ya no estarían en este lado del mundo, y no volvería a ver a la mayoría de los que se quedaron.

Mi grupo, o casi todo, ese día se quedó en Santiago para celebrar en la casa de Carlos Melían la culminación de cinco años de estudios, de rutinas y fiestas, de amores y descalabros, y descubrimientos de todos los santos, texturas y colores. Yo salí del teatro, caminé hasta la autopista, y saqué la mano. En menos de nada, estaba de regreso a mi vida.

De quedarme, no me quedan ni las fotos. Si acaso, el recuerdo.

 

Anuncios

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el julio 23, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Dagoberto Garcia

    Mucho dista de aquella persona que conocí alguna vez en la Vocacional a la vil sirviente que besa la mano que la alimenta, toda una lastima, tremendo desperdicio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

arnaldobal.wordpress.com/

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

Revolución, Socialismo, Participación

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: