Título: ¿Liborio paga?

LIBORIO, RICARDO DE LA TORRIENTE

En Cuba existe una frase que todo nacional entiende a la perfección, dicha ante un disparate, pérdida, daño o derroche que asumimos, como pueblo, de manera derrotista: “Rómpelo que Liborio paga”.

Dicen que Liborio nació casi con la república, entre la corrupción y la esperanza rota. No era un héroe. Tampoco un antihéroe. Era, sencillamente, la imagen de un pueblo sin esperanza personificado en un guajiro con corte y moda de la época que se contentaba con lanzar indirectas.

Se dejó de publicar como tira cómica, finalmente, en la década de los cincuenta del siglo pasado. Con la Revolución, con la idea de una revolución que buscaba el bien de todos con la participación de todos, parecía antagónico aquel guajiro de guayabera y patillas largas creado por el caricaturista matancero Ricardo de la Torriente.

Pero lo que es no es lo que debería ser, y en algún momento regresó Liborio, aunque solo sea en el imaginario y el habla popular, a criticar desde la pasividad lo que, no obstante, sabe identificar mal hecho, como si estuviera eternamente condenado a pagar los platos rotos.

Y cómo paga…

Desde la gasolina que el jefe que usa en el carro estatal para propósitos bien personales; hasta la electricidad de la oficinista que no se preocupa por apagar el aire acondicionado o la cuenta de teléfono del trabajador que llama desde su centro laboral porque las cuentas, no importa cuán altas sean, las cubre…, ese mismo.

Paga también las chapucerías. No hace mucho pagó el piso del boulevar de Crombet entre Calixto García y Los Maceo, puesto una vez, levantado y vuelto a poner, y me imagino que sufragará también la rectificación del bache en la Avenida Camilo Cienfuegos, recién asfaltada.

Además paga el maltrato a la propiedad social, la manía de escribir nuestros nombres en cualquier pared que tengamos delante –siempre que no sea la de nuestras casas, por supuesto-, lo mismo da la puerta de un baño público que las paredes de un ómnibus.

Paga el equipamiento que, en nuestros centros de trabajo, tratamos sin el más mínimo cuidado, las computadoras, los teclados, las puertas, el piso rayado de no levantar los asientos, de mover las cosas de sitio al como sea.

Liborio paga el televisor que al que se le suelta un cablecito y nadie se preocupa por arreglar, porque es más fácil tirarlo a un lado y solicitar otro…, los atrasos en las obras de la construcción, el dinero y los bienes que se van por debajo del tapete sucio de la corrupción, los viajes hechos por gusto, los eventos que no aportan nada.

Y no paga porque sean males que existan, sino porque son males que no combate. Liborio, a estas alturas, es la imagen de la apatía, del ciudadano que ve como algo normal el daño, el desvío, el derroche.

Liborio no dice, no reacciona, porque cree que lo perdido así debe quedarse y no hay nada que él, un simple pueblo, pueda hacer para remediarlo, para enmendarlo, para evitarlo.

Es el personaje con sangre de horchata a la hora de reaccionar, aunque de vez en cuando sea capaz de tener una rabieta: un pataleo siempre a solas, infecundo, por gusto y para nada.

Liborio es el ser de los eternos brazos cruzados, el inmovilismo, un tipo que prefiere pagar platos que no le corresponden a hacer algo al respecto: si viviera conmigo, ya lo vería buscándose otra casa, porque lo que soy yo, le daba de baja en la libreta.

Anuncios

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el junio 4, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

arnaldobal.wordpress.com/

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

Revolución, Socialismo, Participación

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: