Temblores

sismo-bbcl11

En Guantánamo tenemos nuestro maleficio. Nuestro mal augurio de la mujer que un día vino a pedir ayuda a este pueblo y nadie le hizo caso porque estaban de fiesta, y lanzó su maldición. “Cada vez que haya parranda, vendrá con agua”, dijo y así ha sido desde siempre, o desde entonces, si hacemos caso al cuento popular.

Pero yo insisto en que hay que revisar nuestra lista de ofensas…, “algo le hicimos a alguien y nos la está cobrando con todos estos sismos, uno tras otro, como si en realidad alguien nos quisiera mal, con rabia”, me dice Erasmo y se muerde las uñas, que de tanto ir y venir de su boca no son más que mugre y carne.

Erasmo, que no se llama Erasmo pero me pidió serlo por esta vez por pura verguenza, es un hombrón de aquellos que parecen no tenerle miedo a nada, aunque lo tiene. Yo también tengo miedo. Mis vecinos tienen miedo. Solo mi hija y mi abuela, de los que comparten mi techo, están ajenas a esa sensación de peligro.

Ahora mismo, los cuerpos de guardia seguro están a reventar de personas con miedo. Ya pasó todo, o por lo menos lo último, ya estamos en calma y quietos, pero el miedo se resiste a liberarnos el resuello, es una presencia en el pecho, en el temblor de las piernas, del cuerpo todo. Porque cuando tiembla afuera, también se estremece adentro.

Y tanto se estremece uno que se convierte en epicentro, y de pronto te empiezas a percatar de las vibraciones más pequeñas, y colocas vasos de agua para que las ondas te digan, porque después de una semana de temblores más o menos fuertes, después de una semana de salir para la calle a esperar, de saber que el grande está por llegar, y ojalá que llegue más temprano que tarde…, ya no es posible confiar en uno mismo.

Claro que no todos en Guantánamo viven con miedo. La televisión ayuda o no contribuye, según se mire. La televisión nacional habla de Santiago de Cuba. Los corresponsables hablan de Santiago de Cuba, como si la unión de las placas tectónicas de norteamérica y El Caribe no nos pasara cerca, como si no partiera en dos la ciudad de Guantánamo, el municipio de Caimanera.

Y eso que en Caimanera se sienten fuertes los sismos que ocurren en Santiago, en la zona de Berraco o Baconao, porque bien cerca la queda, y es una zona pantanosa, así que las ondas sísmicas andan a su aire, o a su tierra, sacudiéndolo todo.

Fue Caimanera, de hecho, el único sitio que reportó lesionados en aquel sismo del 2010, un niño al que una pared le cayó encima y le fracturó el brazo. El presidente Raúl Castro vino en aquella ocasión, y visitó al pequeño, y a la familia, y nos pidió calma al tiempo que su presencia sola apuntalaba más de una certeza.

Se dice solo Santiago y siempre hay un guantanamero se cree que no es con él y se acuerda del sismo cuando tiembla, cuando siente de pronto que los objetos de su vida tienen vida propia y empiezan a vibrar, a veces sobre sí mismos, como si jugaran a la suiza, y veces dando tumbos de un lado al otro…

Decía el periodista Reynaldo Cedeño que los santiagueros tienen un doctorado en sismos. Yo quisiera, si pasara lo peor, poder decir lo mismo de los míos.

Pero no puedo. Y no es que no se sepa, es que no se siente. No se asimila. No estoy hablando de tener miedo, no, porque el miedo nos preserva hasta un punto pero si se vuelve demasiado te asfixia, te traba, te inmoviliza…, sino de percepción de riesgo, de entender que el sismo grande va a pasar, ahora o dentro de 5, 10 años, pero va a pasar.

Todos pensamos en resguardarnos cuando se nos viene encima un temblor, pero a la hora de construir nuestras casas lo hacemos al garete, y pensamos que somos unos “bárbaros” porque en vez de cuatro cabillas en la columna usamos tres y así podemos hacer la casa un poco más grande o gastar en lo mismo menos dinero.

Y esa falta de percepción de riesgo no es solo a nivel individual. Es verdad que es normal asustarse, pero la respuesta de un maestro ante la interrogante de un padre no puede ser “que está orientado mantener la calma y luego bajar a un sitio seguro…, pero a la hora de la verdad una hace “por lo que le dé”.

No puede ser porque en un situación como la que podemos vivir, la improvisación mata, la falta de conocimiento y de cultura para enfrentar un movimiento telúrico mata, la falta de previsión para tener a mano lo necesario -desde agua hasta las pastillas de la diabetes, de la presión, del corazón, el asma…-, mata también.

Se ha confundido el hecho de que no podemos predecir exactamente cuándo ocurrirá  un terremoto con la total indefensión ante estos fenómenos. “Para qué tanta lucha, si lo que va a pasar, pasará. No hay nada que hacer”, es más o menos el pensamiento.

Cuando eso es mentira. Porque es cierto que no podemos precedir hora exacta, intensidad…, pero sí podemos prepararnos, sí podemos minimizar riesgos, sí podemos estar alertas, y tener un plan familiar para cuando ocurra, y ciertas garantías.

Eso, solo eso, hará la diferencia. Que tiemble, y que lo estemos esperando.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el enero 26, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. ya de este trabajo me habían hablado, Menos mal que Guantñanamo te tiene para que seas su voz. ES LA OTRA CIUDAD DE LKOS TEMBLORES, de la cual no se habla…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

Dicen que la utopía...

No he estado enumerando las manchas en el sol, Pues sé que en una sola mancha cabe el mundo. He procurado ser un gran mortificado, Para, si mortifico, no vayan a acusarme...

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

Revolución, Socialismo, Participación

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: