Revolución nuestra

SAM_4874

Una revolución es siempre un atrevimiento, un cambio desde los huesos, y una promesa. Una revolución como la nuestra, que este primero de enero llega a sus 57 años, es un proyecto compartido que no renuncia -y no debería nunca-, a esas llamas primigenias que le dieron vida.

Una revolución es fe, de modo que no hay quien explique por qué la ama, o por qué la odia: Hay de todo en este mundo nuestro. Una Revolución da luz, y esa luz también proyecta sombras: No hay que olvidar que es solo un tránsito.

Una Revolución, y así es la nuestra, no se da por sentada. No se triunfa y ya está. Una revolución como la nuestra se va cosechando cada día, va ganando terreno, poco a poco, al vacío, a la desesperanza, al individualismo…, y planta las semillas.

Y recoge. Recoge un país que ha sido fértil para la utopía. Un país que dos años después de aquel primero de enero de 1959, dijo que alfabetizaría y alfabetizó, impulsado por el combustible de más de 270 mil de jóvenes letrados –no se requería ser maestro- que dejaron casas y comodidades para ir campo adentro, montaña arriba.

Recoge un país donde todo sueño personal es posible, donde un huérfano, del extremo oriental de la isla, que fue limpiabotas y ayudante de carpintero, y estudió en escuelas públicas, con un maestro rural, un día se levanta hecho un hombre que será el primer cubano, el primer latinoamericano en viajar al cosmos.

Un país donde un niño de nalgas en el vientre materno es solo un contratiempo, y muchas enfermedades han dejado de ser mortales, donde la muerte ha cedido a la ciencia y a la insistencia de un sistema de salud que cree en la prevención, como arma contra las casualidades.

Y por eso es un proyecto de muchos nombres, de muchas personas, de historias de pequeñas revoluciones. Se llama, por ejemplo, Efigenia Perez Rancol, o sencillamente Mirta, que a sus 75 todavía recuerda con una sonrisa cuando enseñó a leer y a escribir en Laja de Paraguay como parte de la brigada Conrado Benítez, entonces un mártir reciente.

Y que no fue la única de la familia. Sacando cuentas ahora, dos hermanas más y al menos tres primas de su linaje alfabetizaron. Y el viaje hacia la Habana, en un tren cañero techado con guano que, al regreso, no aguantó el temporal que los sorprendió por el camino, así que fueron recibidos mojados y contentos, por un pueblo que los acompañó, y los abrazó, y los reconoció entre el gentío, porque del pueblo eran.

Se llama también Arnaldo Tamayo Méndez, tripulante junto al soviético Yuri Romanenko de la Soyuz-38, que partió el 18 de septiembre de 1980 desde Baikonur en Kazajstán hacia el complejo orbital Saliut 6, donde realizaron varios experimentos durante una semana, al término de la cual regresaron a la tierra.

Muchos nombres tiene, nombres de antes y de ahora, el tuyo y el mío, y muchos pechos.

Recoge, a fin de cuentas, un país de sueños grandes y sueños pequeños. Sueño grande el del internacionalismo, el de la educación y la salud para todos, sueño grande el de resistir a los demonios…, sueños pequeños el de la madre que ve al hijo graduado en la universidad, el del salvado, el del que logró realizarse.

Pero también va cosechando sacrificios, porque ninguna revolución es un regalo, sino una conquista. Sacrificios que a veces calan hondo. Distancias. Gente que de pronto pierde la esperanza y otras que viven de comerciar con ella. Almas sitiadas por los extremos. Puestos vacíos en la mesa.

Porque una Revolución, y así es la nuestra, es como la vida, un camino de cimas y simas, de luces y sombras, de puertas y muros, y que solo es posible, solo es viable, si nos atrevemos a vivirla, a servirla.

 

 

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el enero 1, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Y como es posible que despues que alfabetizaron a los campesinos se empezaran a morir las vacas hasta el punto que de una masa ganadera de millones de reses hoy no queda practicamente nada?. Tengo una historia muy cercana, mi suegro.
    Resulta que tenia una finca de 10 caballerias que habia arrancado al monte con sus manos de campesino y el sudor de su frente. En alla trabajaban y vivian campesinos de la zona que tenian en la finca a su familia y su labor. Cuando empece a visitar su casa conoci a muchos de ellos que lo visitaban y hasta pernoctaban cuando venian a la Habana. El viejo era practicamente analfabeto y solo sabia pesar lo que producia y multiplicarlo por lo que valia.
    Llego la alfabetizacion y aprendio algo como a poner su nombre completo y el de sus hijos y mujer, pero sin dejar de trabajar de sol a sol en su finca.
    Al poco tiempo de recibir el diploma de alfabetizado, la Segunda ley de reforma agraria le quito la finca pagandole mil pesos por caballeria. Ni le preguntaron si queria venderla ya que era una ley de “la revolucion”.
    Le propusieron que debido a su experiencia en la materia se quedara en la finca bajo las ordenes de un jovencito de barbita que habia sido teniente o algo en la Sierra pero no acepto recibier ordenes para trabajar en la finca que le habia costado tanto sudor y sacrificio echar para adelante y se fue. Vino para la Habana y se busco un trabajo hasta que se jubilo y despues murio.
    Ya despues de viejo le propusieron volver a su finca abandonada y echarla a andar de nuevo y le dijeron que si queria podia llevar a su familia a vivir alli de nuevo.
    No quiso. Tenia ya setenta annos y los hijos no amaban el campo.
    Dicen que todavia la casa esta en pie aunque ya no hay ganado alli ni cafetal. Ni el arria de mulas. Solo hierba y espinas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: