El momento del changüí

Neris González Bello

Neris González Bello

Cuenta Neris González Bello, musicóloga, máster en ciencias y directora del jurado del premio Cubadisco, que el bichito del Festival del Changüí Elio Revé Matos, se le coló en el cuerpo desde que participó en la edición anterior del evento. Entonces, vio un género musical renovado y vivo, a pesar de su siglo de existencia.

“Y vivenciar ese comprometimiento, la apropiación de sus códigos desde otros géneros, que es además un fenómeno multigeneracional, y la participación del auditorio que llenó las sesiones teóricas, algo que no sucede con casi ningún otro género folclórico ni en ningún otro festival al que haya asistido, es sencillamente encomiable”, se explica.

Con ella, conversamos luego de su último “conversatorio” –como prefiere llamarle a su conferencia- Perspectivas del changüí en la música cubana actual a través del premio Cubadisco, como parte del Coloquio Rafael Inciarte. Simientes, paralelos y proyecciones del changüí, que en sesiones dobles los días 29 y 30 de mayo acogió a casi 20 investigaciones.

¿Cuáles son sus impresiones de este séptimo Festival, especialmente del coloquio?

Es la segunda vez que participo en las sesiones teóricas y siempre me llevo la misma impresión, la perceptibilidad que logra el changüí no sólo entre los ponentes, los especialistas, sino también en el auditorio donde es evidente el espíritu de un pueblo que siente pertenencia hacia ese género de la música cubana.

Y ese fenómeno, que es único, es muy gratificante para todos los que aportamos un granito de arena en la defensa del changüí.

En cuanto a los temas, José Cuenca, (coordinador del Festival) ha logrado un programa académico elogiable. El coloquio tenía cómo tema, las simientes, los paralelos y la proyección del changüí y eso fue lo que vimos. El changüí abordado desde la música de cámara, desde la popular, los ritmos más contemporáneos, pero también en su estado más raigal, como la ponencia sobre el Nengón de Imías.

10403619_632280200174117_726498288976614908_n

De modo que está satisfecha con lo visto hasta ahora…

Muy satisfecha. No se puede olvidar que durante mucho tiempo no se hablaba del changüí fuera de Guantánamo o de la conversación de algún músico conocedor. No tenía esta fuerza que se siente hoy, cuando su ritmo ha sido llevado a otras escenas, al jazz, a la trova… Y eso es síntoma de revitalización, sobre todo porque hay muchos jóvenes entre los cultores de ese género, entre quienes lo mezclan, lo fusionan y lo llevan a sus repertorios y a sus discos.

Y eso es vital, porque las producciones discográficas son el puente entre las familias legendarias del changüí, las que lo cultivan en las lomas de Yateras, las de la Cumbancha…, hacia el resto de Cuba y el mundo, y también son el vehículo para que esa música llegue a los jóvenes de hoy que, en general, desconocen muchas de nuestras esencias culturales.

¿Cuáles son los valores que le han granjeado al changüí su trascendencia al futuro, cuando otros ritmos que en algún momento tuvieron incluso más alcance, están casi desaparecidos del panorama musical?

El changüí es uno de los géneros de la música tradicional cubana más ricos en cuanto a su sintaxis musical, sobre todo el trabajo con el tres, el bongó de monte, la marímbula, ese diálogo instrumental que está presente en otros géneros como en la rumba, entre el bailador y el cantante, por ejemplo. Y eso es muy ventajoso.

Pero tiene que ver, también, con el hecho de que sea un género tan raigal, que la gente lleva consigo a todas partes y es capaz de identificarlo y sentirlo suyo, y que hasta cierto punto es un terreno inexplorado musicalmente, de modo que cualquier fusión es una novedad, un terreno virgen y eso siempre llama a los músicos a innovar.

En otros espacios, usted hablaba de la ductilidad del changüí, ¿podría explicar el término?

Me refiero a la posibilidad que te da el changüí de superponer los patrones melódicos del tres, del bongó…, en otros géneros y que suene como un tránsito natural.

Hace un rato, por ejemplo, escuchábamos una pieza entre achangüisada –usando un término de Pancho Amat- y aflamencada, en la que del flamenco se da paso, de una manera muy lógica, al changüí a través de las cuerdas. Esa ductilidad, también la tiene el son, de ahí que sea tan extrapolado a otros géneros.

A su entender, ¿cuáles son los géneros que más acuden a los códigos musicales del changüí, actualmente?

En primer lugar el jazz. En estos últimos años, son muchos los jazzistas que trabajan el changüí, algunos con alusiones bien evidentes y otros de una manera más abstracta. Es el caso de Miguel Herrera, ganador del CUBADISCO, de Alejandro Vargas, de Emilio Morales, como ves, músicos de diferentes generaciones.

Pero también se aborda desde la trova, y es el caso de Eduardo Sosa, la cancionística con el ejemplo más reciente en Pablo Milanés, que hizo un típico changüí en su último disco.

Y la salsa, por supuesto, con el exponente más cercano en Issac Delgado.

En Guantánamo, ahora mismo, hay dos discos que fusionan el changüí con música cubana y caribeña –se refiere a Ariel y su Mezclán- y el hip hop –Zona Franca-, de una manera muy interesante.

Ya que hablamos de discos, los dos fonogramas nominados por Guantánamo, ambos con fuertes influencias del changüí, son producciones independientes. ¿Por qué ese atraso de las casas discográficas con respecto a este tipo de propuestas? ¿Cree que hay prejuicios de esas empresas con respecto a estos ritmos?

Hay cierta inercia en las Casas Discográficas en lo que se refiere a registrar las expresiones musicales de otras regiones del país, fuera de La Habana. Los Estudios Siboney, por hablar de los más cercanos a Guantánamo, deberían estar aquí ahora mismo, porque de lo contrario cómo van a escuchar a los ejecutantes, a los grupos que cultivan estas expresiones.

Si no viene hasta aquí, para registrar lo que pasa en este Festival, entonces no hay manera que entiendan los valores del changüí, sus proyecciones en otras escenas…, y hablo de Siboney, pero considero que debería ser responsabilidad de todas las casas discográficas de Cuba, la de atesorar lo mejor de nuestro patrimonio musical, esté donde esté.

Pero no puede hablarse de predisposición, porque ahora mismo Colibrí está haciendo un gran trabajo, muy serio y con mucha investigación, en el rescate de tradiciones musicales, y eso es solo un ejemplo.

Es bueno aclarar que las producciones independientes son una tendencia dentro y fuera de Cuba, y hay que reconocer que algunos de estos estudios son muy buenos, como el de José Aquiles, en Santiago de Cuba. Eso lo entendimos al punto de que desde hace algunos años CUBADISCO ya recibe a estos fonogramas.

Pero, y usted lo decía en la Conferencia sobre las perspectivas del changüí desde el CUBADISCO, donde buscó las extrapolaciones del género en las producciones que optaron por el premio de este año, estas producciones independientes siempre están en desventaja…

Y así es. Un estudio de grabación requiere de mucha tecnología y eso es muy caro. El resultado es que muchas veces te encuentras un producto con grandes valores musicales pero que no está grabado en las condiciones ideales, o sí pero entonces tiene problemas en la masterización, en las mezclas.

Eso es una desventaja importante, sobre todo porque cuando la competencia se pone dura –y casi siempre es así- , uno tiene que ir al más mínimo detalle, desde la calidad del sonido, hasta la nota discográfica, la disposición de los temas, y ahí es donde los discos producidos en un estudio de grabación establecido les ganan espacio a los otros.

En las muestras, en las presentaciones, es evidente el nivel de profesionalidad que han alcanzado muchos de los actuales ejecutantes del changüí, un género nacido en las lomas, con músicos de manigua. La profesionalidad, ¿le aporta o le quita al género?

Ciertamente, el changüí comenzó con ejecutantes que no eran profesionales, pero no creo que el nivel de profesionalismo de los instrumentistas, de los compositores…, le pueda quitar algo a un género musical.

Todo lo contrario. Yo creo que hace falta talento, pero la academia te aporta una serie de elementos, de conocimientos que te permiten absorber las esencias del changüí y enriquecerlo, llevarlo a otras escenas tan aparentemente distantes como el rap, como la música coral y la de cámara, el propio jazz, que es lo que estamos viendo hoy.

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el mayo 31, 2014 en Lo mío primero... y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: