Moreaux. Imágenes del Festival del Changüí en #Guantánamo.

festival_changui9_3024288

Santiago Moreaux Jardines fue la primera persona, fuera del ranchón de Pipi, en Yateras, que me habló con entusiasmo del changüí. Antes de Moreaux, al que conocí en la radio, pasillando mientras hacía mis prácticas en la emisora CMKS, aquel ritmo cadencioso y elemental era, si acaso, la única opción de los sábados en la noche de mis vacaciones en Felicidad de Yateras, donde mi abuela paterna se empeña en vivir.

Las fiestas comenzaban tarde, sobre las 9 o las 10 de la noche y podían durar hasta que saliera el sol. Siempre música en vivo, siempre changüí y fiesta, pasara lo que pasara. En aquellos tiempos, había comida y ron o aguardiente,  lo que apareciera. Pero se gozaba en grande. Los más asiduos aseguraban que cuando la cosa se ponía buena, y alguien llevaba un macho para ensartarlo en la púa, aquello podía durar hasta dos días, siempre con la música andando, los instrumentos se pasaban de mano en mano y ya está. Pero eso me lo contaban, las que yo vi, o las que me dejaban ver, no duraban más de 12 horas seguidas.

Una vez que se acababa agosto, y yo regresaba a la rutina de los días de escuela y los fines de semana cayéndole detrás a la música grabada en cuanta fiesta de quince se perdiera, en las matinees del Hotel Guantánamo, o en la casa de Aminy o de la Búlgara, donde se hacían las fiestas más sonadas de mi adolescencia, era como si no existiera.

Se me perdió, casi totalmente, en el preuniversitario y en la Universidad, y vino a aparecer bien tarde, de nuevo en Yateras, ya como periodista, redescubriendo el ritmo de las vacaciones de mi infancia. Para entonces, ya tenía al changüí en el lugar que se merece,  había devorado el disco de Cachupiro, el primero que vi en mi vida dedicado al género, y había leído en unos sueltos su influencia en todo el son que vino después.

Pero fue Moreaux el que realmente me hizo sentir que el changüí podía rebasar la frontera de lo guajiro y colarse en la ciudad. Hablaba siempre con los ojos encendidos pero era en la cumbancha, en medio de una fiesta changuisera donde Moreaux era Moreaux, ni siquiera en el Lilí Martínez, donde lo vi tantas veces defendiendo la música tradicional cubana, con esa voz inconfundible de guajiro de Costa Rica.

Siempre tuvo muchos planes, tantos que la primera vez que conversé con él, pensé que era un charlatán. Sólo después supe que era un soñador y un luchador, un soldado del optimismo capaz de cambiarle la cara al día más gris. Era musicógrafo, investigador, compositor, músico, arreglista, director de orquesta, locutor de programas radiales y televisivos, miembro de la UNEAC y director de la Asociación de Derecho de Autor en la provincia.

Hoy, un documental de Felipe Aguilar que se presentó en premier en la última sesión del coloquio Rafael Inciarte. Simientos, paralelos y proyecciones del changüí que inició ayer al unísono del VII Festival del Changüí Elio Revé Matos, previsto hasta el domingo; me lo trajo de regreso, porque Moreaux, que era la imagen de la vitalidad y las ganas de vivir, se nos fue hace casi cinco años de entre los vivos.

Por la pantalla, vi pasar a los presidentes de las peñas changuiseras de la ciudad, a los amigos, a los intelectuales, a la Marta Beatriz que tanto lo acompañó siempre pero sobre todo cuando, juntos, llevaron adelante el proyecto televisivo La Cumbancha, que le ganó amigos pero también críticas porque Moreaux era él en todas partes, un guajiro estudiado, pero un guajiro con el bejuco enredado todavía en los bajos del pantalón, y del alma, y hablaba como tal, y se comía las “s” o te salía de pronto con un uyuyuiiiiiii que ponía a gozar en sus asientos a los empachados.

En el documental también se habló del asunto, de la crítica y el daño, pero no creo que fuera una víctima. Todo lo contrario, era un hombre que vivía, que gozaba, con su tabaco alternándose con el vaso de ron, que componía letras de mujeres que tiran pal monte como las cabras, y que te decía, amárrala. Era querido también, querido de veras y esos, casi nunca son infelices.

 

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el mayo 30, 2014 en Lo mío primero... y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: