El Desmochador

SAM_4822Allá arriba, con los racimos de cocos en primer plano y las airosas pencas cuidándote del sol, el mundo debe ser más hermoso. Pero eso se piensa desde el suelo, 20 metros más abajo del desmochador que, abrazado al tronco fibroso del cocotero, apura la caída de los frutos maduros:

Encima nuestro, el hombre vive del agarre, de la fuerza justa que lo sustenta y hace la diferencia entre el cielo y la tierra, entre el recuerdo y el hombre de carne y sangre caliente en las venas que es.

Cuando desciende, finalmente, Oveidis Toirac Arcia es unos dedos más alto que yo y tiene el cuerpo delgado, el peso justo para ir cuesta arriba de un tallo que puede tener porte de palma real o de maleza, porque así son los caprichos de la madre natura.

Tiene, me dice, sólo 29 años y es desmochador desde los 16. Detrás suyo, o antes para ser más exactos, atesora toda una estirpe de trepadores. “Mi papá, varios tíos, primos…, todos por línea paterna, se han dedicado a esto, son campesinos. Mi mamá no, ella es ama de casa, aunque no dice nada, está acostumbrada”.

Por poco, no obstante, se queda en la tierra, “Empecé a estudiar una carrera relacionada con la agricultura, pero por cosas de la vida la dejé y ahora estoy aquí. Este es mi sustento, y no me quejo”.

Arriba, importa no tener miedo. “Porque el miedo, periodista, no te deja reaccionar ante los problemas. Un desmochador debe cuidarse, pero tener miedo no, porque te paraliza y eso no te sirve cuando estás en el pimpollo de una mata, y viene una corriente de aire o el amarre no era tan fuerte como creíste”.

Lo dice, confiesa parece que por primera vez a juzgar por el asombro de quienes nos escuchan, con la experiencia de quien ya probó el duro sabor del piso, que desde arriba es sólo horizonte:

“Pues sí, me caí hace dos años. Era un cocotero mediano, de unos 12 metros. Y me subí confiado, con una soga casi nueva, o por lo menos eso parecía. Recuerdo que la metí en agua, porque la soga trepadera sólo se pone dura cuando se moja; hice los amarres y emprendí la subida, tumbé los racimos de coco maduro y cuando iba bajando, por la mitad, se rompió la cuerda y caí al suelo. Nada, que estaba podrida”.

SAM_4786

Fue, no obstante, una caída leve. Se rompió una muñeca, que nunca más le ha vuelto a  molestar, y dos “costillas de orgullo” que lo hicieron guardarse el cuento por muchos meses, hasta el sol picante de hoy.

Porque, cuando no está a la sombra del cohollo, Oveidis es un muchacho de 29 años como cualquier otro, con amigos y el sueño de una novia final que algún día será mujer para compartir sueños y almohada. “Unos amigos que, a cada rato, me dicen que debo estar loco por seguir encaramado en las matas de coco. Consejo no me falta, periodista, pero me gusta esto”.

Porque, cuando le preguntan por el futuro, este desmochador de la Cooperativa de Producción Agropecuaria Cándido González de La Rencontra, en el Consejo  Popular Mabujabo, de Baracoa, no duda en responder que allí seguirá mientras el cuerpo se lo permita.

“Aunque, si mañana tengo un hijo, quisiera que se busque la vida en tierra. Pero si, al final, me sale trepador porque es lo que le pide la sangre, qué le voy a hacer, lo apoyo y lo enseño, como hizo conmigo mi padre, y mi abuelo, antes que él”.

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el febrero 11, 2014 en Lo mío primero... y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: