Luz en el medio del Río

Recientemente se inauguró, oficialmente, el servicio eléctrico en la comunidad imiense de Río del Medio, donde fueron beneficiadas más de 250 personas, lo que constituye el final feliz de uno de los planteamientos históricos de ese barrio de la circunscripción 26 La Redonda.

Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

18 de noviembre de 2013, 09:35 am

En el Consejo Popular de Jesús Lores, en Imías, a varios pasos de arroyo y subiendo, está Río del Medio, una comunidad formada fundamentalmente por campesinos que labran la tierra, pastorean ganado menor y se dedican a la cría de abejas para la producción de miel.

Hasta allí, a kilómetros tierra y polvo de la cabecera municipal, llegó la electricidad hace poco menos de un mes, después de que una brigada de la Organización Básica Eléctrica de Imías y cuanto hombre y mujer viven en esos lares hicieran la proeza de terminar en 14 días lo planificado para casi dos meses.

“Por eso, me dice Favio Cantillo Estévez, delegado de la circunscripción número 26 La Redonda, a la que pertenece ese barrio, cuando me preguntan hablo de proeza, porque nadie pensó que terminaríamos tan rápido. Eso hay que agradecérselo a los vecinos y a la brigada de Imías, una de las mejores del territorio, que trabajó sin pensar en horas ni molestias”.

Antes de la inversión -de 60 mil pesos-, sólo la escuelita Tania La Guerrillera tenía electricidad gracias a unos paneles fotovoltaicos a través de los cuales los seis alumnos que son toda su matrícula, podían acceder a las teleclases y beneficiarse de los videos y softwares del programa audiovisual.

El 12 de octubre la brigada entró a Río del Medio y 14 días después todo estaba hecho, gracias al buen trabajo de los linieros y la movilización comunitaria, asegura el delegado.

Televisor, luz eléctrica y agua fría sólo había a varios metros, cruzando el río como quien regresa a la cabecera imiense, en la comunidad de San Ignacio, y hasta allí iban las familias en las noches, para espantar el pesado moscardón de la rutina. Pero esos son tiempos pasados.

Y no es todo. “Estamos gestionando para que puedan comprar, en cuanto haya capacidad en el territorio, los módulos de cocción de la Revolución Energética; y como delegado le aseguro que el primer teléfono que se nos asigne viene para acá”.

Pero lo más importante, para el delegado, es la calidad de vida que les ganó la electricidad a las familias del barrio, “y que frenará la emigración de campesinos que, ante la falta de corriente, se iban mudando para sitios donde sí había, alejándose cada vez más del campo”.

Gente con swing

A lo bueno, me advierte Yamisel Jiménez Leyva, uno se acostumbra rápido. Su casa, una de las 74 beneficiadas con los cables alimentados del Sistema Electroenergético Nacional (SEN), tiene un punto de luz y un televisor “acabadito de comprar con las ganancias de un campo de tomates y donde veo mis novelas”.

Lo que más ha cambiado, dice, son las noches que antes eran precoces y calladas, perturbadas sólo por el persistente coro de los grillos y el grito de algún animal y que ahora, desde que hay electricidad, se completa con la presencia acompañante del televisor y el trajín a la luz de las lámparas frías.

Pero se trastoca también toda la vida. La forma de conservar los alimentos, la posibilidad de planificar el día más allá de los horarios naturales de luz y oscuridad, de sentirse conectado al mundo y sus tendencias, de acceder a fuentes de entretenimiento, cultura e información.

Mi hija mayor, que estudia el sexto grado en San Ignacio, no se despega del televisor, pero ésta sí tuvo suerte, nació para ver la electricidad, dice Yamisel de la pequeña en sus brazos.

Un premio a décadas de espera. “Un regalo que recibimos con alegría, después de 35 años pidiendo electricidad en las reuniones de rendición de cuentas ante el delegado, pero por el que nos esforzamos, porque cuando llegó todos ayudaron. Las mujeres hacíamos la comida y atendíamos a los trabajadores, mientras los hombres se fajaban con la piedra”.

Ahora, sueña, lo próximo que compraremos será un DVD, para ver novelas y que mi esposo pueda entretenerse con películas después del trabajo –Giovanni Moreira, que así se llama, cultiva la tierra y es uno de los mejores productores de miel ecológica de la zona- y después un ventilador para la niña, un refrigerador…”

El terreno, confirma el campesino Jorge Moreira dos pasos de río más adentro, es duro y traicionero. “Hacíamos los huecos para los postes entre dos o tres hombres, y a veces ya estaba casi terminado cuando aparecía una piedra grande y no podíamos seguir, así que teníamos que abrir un nuevo agujero, hasta llegar a un metro y medio de profundidad”.

Durante esos días, todo lo pudo el hombre. “Imagínese, había gente esperando la corriente desde el 80, cuando nos dijeron que iban a electrificar y hasta se abrieron los postes. Mucha gente compró sus equipitos en aquel tiempo y tuvieron que guardarlos y venderlos, hasta ahora”, rememora Orlidia Matos, su esposa.

“Ahora sí, de aquí no nos saca nadie”, dice Orlidia.

Ellos fueron de los que decidieron aguantar con la esperanza puesta en la Revolución. “Por eso, dicen mientras se toman un vaso de agua sudando de frío, cuando llegó la corriente ya nosotros teníamos un televisor, chiquito pero funcionando, un refrigerador, un radio…”.

Las luces las compramos, caras, pero ya están puestas. “Ya que somos nuevos en esto, deberían situarnos en la tienda algunos equipos y lámparas para poder comprarlas con facilidad”, dice la mujer que, mientras los obreros de la OBE trabajaban en el tendido eléctrico tuvo que ocuparse del campo para que el marido pudiera ayudar en las labores.

Ahora, todo es poco a poco. “Lo importante, dicen, es que ya tenemos electricidad. Y eso arregla el alma y pone a la tierra más bonita, porque antes era difícil convencer a mi hija, estudiante en la Universidad de Camagüey, de no mudarnos. Ahora ya sé que decirle, que de aquí no me saca nadie”, asegura Orlidia con una sonrisa mientras suenan, en la radio, los acordes borrachos de una ranchera.

 Nada tienen que decir más que verbos en futuro, que palabras con tonos de sueño. No hay dudas: Todo tiempo futuro, para las decenas de familias que pueblan Río del Medio con hijos y producciones, será mejor.

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el noviembre 23, 2013 en Lo mío primero... y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

arnaldobal.wordpress.com/

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: