Lo justo

Lo justo sería que todos fuéramos iguales en la abundancia. Que a mis 29 tuviera un carro para ir al trabajo y a pasear, y una casa propia para no tener que aguantarle chacumbeles a nadie.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lo justo sería que las calles estuvieran planas y limpias todo el tiempo, y los almendrones se retiraran definitivamente a los museos con sus gases resabiosos y tóxicos.

Lo justo sería que mi bolsillo no se vaciara tan pronto, y que inventar, sólo manualidades en el tiempo libre, no el sino del resto de todos mis meses, de esas semanas en las que tienes que mezclar magnesia con gimnasia para hacerlo todo y guardar algo, alguito aunque sea, para esas cosas que alimentan sólo al alma.

Lo justo sería un salario justo. Y que no fuera tan trabajoso trabajar, y que los cambios no se pierdan por esos caminos…Lo justo sería que no tuviera que elegir entre champú y zapatos, entre yogurt y detergente, pintura para uñas y ropa interior.

Pero una cosa es lo justo y otra lo que hay, que es la vida. Lo que hay es un país que se debate entre el pasado y el mañana, mientras la espera es la marca del presente; y que seguramente echará para adelante porque tiene sudor y ganas.

Lo que hay es un bloqueo externo que nos asfixia, y algunos bloqueitos internos que quieren apretar la soga por donde no es y que siempre encuentran alguien que los mande a parar.telc3a9fono-pc3bablico-la-habana-cuba

Lo que hay es la convicción de que ser revolucionario no ha pasado de moda  y que se puede serlo con swing, con respeto a la diferencia y a la diversidad, por si las moscas alguien cree que no son la misma cosa; y enarbolar esa condición de qué callada manera como diría el poeta pero con actos que hablen duro.

Lo que hay es el amor a la tierra, las raíces que nos hacen quedarnos a soñar y a pasar los trabajos y los días con alegría, como mejor se pueda, porque si algo sabemos los cubanos es sobrevivir con una sonrisa.

Lo que hay es la terquedad del patriotismo, el arraigo del macao que ni en fuego cree, y la seguridad de que no somos, ni seremos, los últimos.

 

 

Anuncios

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el mayo 15, 2013 en Lo mío primero... y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Yisell Rodríguez Milán

    Reblogueó esto en Lente de Aumentoy comentado:
    Si este post lo hubiera escrito yo (ojalá) no me quedaría tan bien, tan expresivo de lo que siento. Caray. Leyéndolo se me fue el aliento.

    Me gusta

  2. Muy bueno su artículo pero estoy seguro que si nuestros bloqueos internos no funcionaran tan eficazmente gracias a la burocracia y otros males que aun arrastramos, muchas de estas “injusticias” no existieran. Elevar nuestro nivel y calidad de vida no depende en buena parte del bloqueo yanqui, depende de lo que seamos capaces de producir rompiendo viejos paradigmas ya obsoletos. No depende del bloqueo que las tierras agrícolas estén subutilizadas y que no se desarrollen debidamente las cooperativas pesqueras y agropecuarias, que no se dé oportunidad a la población a reponer los viejos almendrones por autos nuevos, mas económicos y menos contaminantes, no depende del bloqueo que podamos tener, tanto los profesionales, como los no profesionales, multioficios donde podamos duplicar o triplicar nuestro salario y aprovechar nuestro potencial en edad laboral que cada día se envejece mas, no depende del bloque que nuestras calles estén limpias, de hecho hay muchas ciudades en Cuba que dan fé de esto. Cuando en Cuba se elimina algo “prohibido” y se autoriza su venta a la población ya es algo casi obsoleto en el mundo, así sucedió con los DVD, los celulares, las computadoras, etc, etc y a precios inalcanzables muy por encima de su costo. No dependen del bloqueo tantas, pero tantas cosas que la lista sería interminable. Lo que hay es mucho miedo a romper esquemas sin renunciar a nuestro sistema socialista.

    Me gusta

  3. Lilibeth mis saludos, aqui te dejo algo interesante relacionado con lo que estuvimos comentando en dias anteriores a raiz de este artículo tuyo sobre los problemas internos nuestros (burocracia-bloqueo interno).

    Ministerio de agricultura, para cada solución un problema
    FERNANDO RAVSBERG / mayo 23, 2013

    La falta de agua es uno de los mayores problemas que enfrentan los campesinos a pesar de lo cual el Ministerio de la agricultura se niega a venderles los sistemas de riego que tiene en sus almacenes. Foto: Raquel Pérez

    Cuando oigo hablar de burócratas siempre recuerdo a un dirigente de la agricultura al que le plantee mi preocupación por las cosechas perdidas debido a la negligencia de los organismos encargados de recogerlas y distribuirlas a la población.

    El funcionario me respondió que ellos ya habían solucionado ese asunto, obligando a los campesinos y cooperativistas a asegurar las cosechas, de tal forma que estos cobran aunque sus producciones de alimentos se pudran a la vera del camino.

    Me volvió el asunto a la cabeza leyendo en el Granma -periódico oficial del Partido Comunista- un artículo sobre una empresa del Ministerio de la Agricultura que, desde hace 6 meses, tiene en sus almacenes 66 sistemas de riego y se niega a venderlos a los campesinos.

    Casi todos los guajiros que conozco se quejan de la falta de estas bombas de regadío para llevar el agua hasta los sembrados y aseguran que sus producciones podrían crecer mucho más si contaran con el vital líquido en las cantidades necesarias y en los lugares adecuados.

    Pero para un burócrata lo verdaderamente importante no es la producción de comida sino “gestionar la concreción del nuevo precio de venta de las turbinas”, sin importarle que medio año después no “haya obtenido la solución esperada”, es decir que sigan sin venderse.

    La culpa, como siempre, se diluye entre diferentes organismos de los ministerios de Agricultura, Industria y Finanzas, de forma que sea cual sea el daño que provocan a la economía nacional, nunca se podrá hallar a un culpable del desastre.

    Si la función central del Ministerio de la Agricultura es garantizar que las tierras produzcan, resulta inexplicable que se hayan limitado a esperar 6 meses una respuesta, teniendo la posibilidad de apelar incluso al Presidente de la República si fuera necesario.

    El periódico asegura que muy cerca de esa empresa, en la zona de Manicaragua, existen unos 80 campesinos que podrían dedicar sus tierras a sembrar frijoles si contaran con sistemas de riego apropiados, como los que duermen en manos de esos funcionarios.

    La descentralización política puede beneficiar mucho a la agricultura si el poder de decisión deja de estar en las oficinas climatizadas del Ministerio. Foto: Raquel Pérez

    De todas formas, por si acaso la Contraloría debería asegurarse de que están todos los sistemas de riego íntegros en los almacenes de esa empresa. No hay que ser desconfiado pero en más de una ocasión “el fallo burocrático” esconde un delito.

    En el transporte, por ejemplo, la inoperancia para poner en funcionamiento los cientos de autobuses descompuestos protege un jugoso negocio de “canibaleo” de piezas de repuesto. Así, cada vez que importan las que faltaban se encuentran con que le han robado otras.

    Decía Eduardo Galeano que el burócrata es aquel que para cada solución tiene un problema y se lo podríamos aplicar a los funcionarios agrícolas, los que prohíben importar tractores a los campesinos, les impedían construir casas y ahora se niegan a venderles los sistemas de riego.

    Pero la burocracia sabe cuidarse las espaldas y el cargo, siempre se “amparan” en las leyes, la de importaciones, las de la vivienda o las de las finanzas. Nadie puede “probarles” nunca que cometen un delito, mucho menos un sabotaje a la economía nacional.

    Desde hace 50 años, una y otra vez el Ministerio de Agricultura le falla al país repitiendo el mismo discurso de “yo no fui” para eludir sus responsabilidades acusando a los campesinos, a los desastres naturales o a las “dificultades objetivas que provoca el bloqueo”.

    Difícilmente las cosas vayan a mejorar mientras los principales responsables de la debacle agrícola sigan culpando a otros de los fracasos. Contribuiría a encontrar las soluciones de estos problemas que cada uno asumiera lo que le toca y en primer lugar los que dirigen el sector.

    Pero habría que pensar también cuanta culpa tiene el modelo cubano que creó un ministerio descomunal, compuesto en su mayoría por funcionarios desligados de la producción agrícola pero con potestad para decidir hasta la altura que tendrán las cercas de los campesinos.

    La descentralización política del país puede llegar a ser el agua y el aire que la agricultura cubana necesita, si finalmente el poder de decisión deja de estar en las oficinas aclimatadas del Ministerio y recae en los hombres y mujeres que sudan en los surcos.

    Me gusta

    • si, ya lo había leído pero en el Granma. Estoy de acuerdo con usted, eso fue un claro ejemplo de que lo poco que tenemos no siempre sabemos usarlo en provecho de la sociedad. Pero no refuta lo que había dicho antes. Negar que existen problemas como éste sería ceguera e incoherencia histórica, pero también lo sería negar el bloqueo, o el embargo como del lado de allá prefieren llamarlo. Gracias por colgar este artículo, es otra visión y eso siempre es interesante.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

arnaldobal.wordpress.com/

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

Revolución, Socialismo, Participación

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: