Cambios en Cuba

Si vamos a cambiar, hay que cambiarlo todo. Lo necesario, claro: no vale de nada tirar lo viejo y amueblarnos de novedades porque sí, para decir que hay transformación y movimiento. Las cosas no son tan simples…

Pero sí hay que trocar, olvidar, invertir en rutas hacia una Cuba que se afinque con uñas y dientes en un socialismo que tiene que ser a nuestra manera, porque no hay otra: El otro, el de los modelos y los grandes mandatos internacionales, cayó bajo el peso de su propio anquilosamiento.

Por los cuatro costados, y de dentro hacia afuera y viceversa. Y de arriba hacia abajo. Sobre todo desde arriba…

Los jefes, los cuadros, los de arriba, los de la dirección…, cualquiera que sea su denominación, son los timoneles de un barco que, según la pericia de sus maniobras, puede marchar a buen paso o encallar en la ineficiencia.

Porque en los peores tiempos de la agricultura en el territorio –los recordados por mí, por supuesto-, cuando la carga burocrática hacía infértil el suelo más rico y le agriaba el humor a los campesinos que todavía apostaban por el surco…, en Niceto Pérez un hombre hacía de las suyas, y mucho antes de que en el país sonara la necesidad de poner más manos en la producción y menos en las oficinas, ese jefe puso a producir, cambió estructuras, sacudió la mata…, y cayeron lastres.

Hoy, la dirección municipal de la Agricultura es un mar de silencio. “Me quedé con lo necesario para llevar la contabilidad y otros detalles. Cree colectivos independientes, que tenían su plan, discutían sus necesidades, hacían sus propias cuentas, y a los que protegíamos de cualquier eventualidad que se les fuera de las manos”, me dijo un vez Abelio Machuca Vega, y aprendí que un hombre solo, si tiene el empuje, sí puede cambiar las cosas.

Pero no todas las historias tienen un happy ending. Y eso tiene que cambiar: Virando al revés la política de cuadros, tal cual la conocemos, y el concepto de un “buen jefe”.

No será fácil, por ejemplo, que se entienda que un buen jefe no es el que mejor obedece, sino el que mejor manda. Que no es el que siempre dice que “si”, incluso antes de escuchar la pregunta, sino el que es capaz de reconocer sus debilidades y decir “no”, si viene al caso. Que no es el que siempre está de acuerdo, pero sí quien siempre está dispuesto a negociar una solución.

Porque quien siempre obedece, dice que sí, y está de acuerdo con todo…es un débil mental o un oportunista. Y ninguno nos sirve.

Hay que entender el liderazgo sin temerle. Y formar una cadena de decisores que manden y obedezcan en la medida justa. Que se acaben los intocables y el miedo a decir las cosas. Y los dirigentes que se creen que siempre tienen la razón porque nadie los contradice, y se sienten por encima de todos, calificados por obra del silencio para decidir cualquier cosa, y ponen error sobre error, y pérdida sobre pérdida.

Y no pasa nada, por eso entre piedra y pedrucón van “construyendo” ciudades de trastos inservibles, cajas de papel malgastado…, que se tapan, se compensan, y se olvidan hasta la próxima trastada. Se acabará cuando el peso del equívoco se lo sienta al hombro…

Hay que cambiar al cuadro, “matarle” los cantos y las puntas demasiado afiladas, que pueda rodar aunque sea un poco, sobre todo si es para mirar alrededor, no sólo al frente, en línea recta. Debe mirarse en el espejo, para cuidarse de llevar bien puestos los pantalones, no sea que predique moral en calzoncillos.

Tiene que saber que es un servidor y no un servido. Cuando ese dirigente se siente un “privilegiado” empiezan los problemas. Una cosa lleva a la otra, del favor con recursos estatales a los grandes negocios…y los explotes. De usar el carro para un asunto personal, un día, a creerlo particular, parqueado en el frente de la casa el día y la noche, pa’ lo que haga falta.

Porque está bien que al jefe se le garanticen los medios para que pueda hacer su trabajo. Lo que no debería ser es que disponga, a su antojo, de lo que no es suyo. Y cómo pasa.

Claro que la mayoría no caen en estas trampas, pero los que sucumben ¡se notan por todos los demás! Parecen ricos, magnates. Uno los ve cambiar de casa como de zapatos, buscarse amantes que demandan atenciones y comodidades, hacer fiestas donde se tira por la ventana lo que hay, pero le toca a unos pocos invitados…, como nada les cuesta.

Lo peor es que quienes los ven, los aceptan como una fatalidad irremediable. Y no es así. Al menos, no debería… Y sí, se ha avanzado en el desmonte de todo lo malo. En Guantánamo se han iniciado procesos judiciales, que finales severos para los implicados, peces pequeños o grandes, en el Comercio y la Gastronomía, Salud, Astro, el Turismo…, pero no es suficiente.

Hay instituciones –en cada provincia hay una oficina de la Contraloría General de la República, que además atiende denuncias ciudadanas- y voluntad política para acabar con el desvío de recursos, la corrupción, el tráfico de influencias que, desde los “cuellos blancos” de las altas esferas, hasta los “cuellos dorados” de los directivos a niveles territoriales, le quitan vitalidad al proceso revolucionario.

Hay que chapear bajito, y empezar por arriba.

Acerca de Lilibeth Alfonso

Periodista del periódico Venceremos.

Publicado el marzo 13, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suite

Después de la tormenta, otra tormenta.

AVENTURAS SIGILOSAS

CRÓNICAS EXTRAÑAS SOBRE SUCESOS COMUNES

Santiago Arde

Es Santiago y siento orgullo

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

siro4el

Sátira, Realidades, Cuba en el mundo

arnaldobal.wordpress.com/

Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la Revolución se venga abajo... será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

El Almiquí Político

Blog personal del periodista cubano Javier Ortiz

Observatorio Crítico Cubano

¡Lucha tu yuca, taíno!

El Blog de al Lado

TAMAL, pero hay que HACERLO BIEN!

Mira Joven (Cuba)

Verdades sin nerviosismo

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Dialogar, dialogar

Este blog es un homenaje al destacado intelectual cubano Alfredo Guevara

KOKACUB@

“ocultar o callar es medio camino para mentir, mejor decir siempre la verdad.”

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Desde mi ínsula

“La audacia no es criticar tirando una piedra, la audacia es ser revolucionario” Alfredo Guevara

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Primada de Cuba

De cultura y algo más

Miguelnoa's Weblog

Just another WordPress.com weblog

Espacio libre

El mundo es muy amplio para que se escuche una sola voz. Desde Cuba escribo, y quiero compartir este espacio con todos los que quieran ser escuchados

Santiago Express

El Correo del Oriente

Cubanito en Cuba

100% Cubano

Cuba desde Moa

Un sitio para la reflexión certera desde Moa y sobre Cuba

Con Salvador por la victoria

¡Sonríe! Estás en el mejor sitio WordPress.com

Historias de vida: Blog de Mabel Pozo Ramírez

Historias de personas que viven en Guantánamo

enero11

Literatura para romper el tiempo.

ZONA de STRIKE

AQUÍ SOLO HABLAMOS DE BÉISBOL

La Polémica Digital

Espacio para debatir sobre Cuba

Cybermambí

Tras la verdad tecnológica

Blogosfera Cuba

Comunidad Blogosfera Cuba

EL CARAPACHIBEY

Un sitio para hablar de nosotros

A %d blogueros les gusta esto: